Páginas vistas en total

jueves, 6 de abril de 2017

El buen periodismo como Responsabilidad Social


Esta mañana he tenido el honor y el placer de participar en la sede de El País (c/ Miguel Yuste, 40) como mentor del Human Age Institute en la PowerU Experience con la Escuela de Periodismo UAM El País sobre el Talento y la Empleabilidad de l@s periodistas.
En la presentación de la jornada, he partido de: “No estamos en una época de cambios, sino en un cambio de época”. Esta frase de Leonardo da Vinci, sirve para los tiempos actuales. Estamos en el paso del Capitalismo al Talentismo, en una nueva era en la que el Talento es más escaso –y valioso- que el Capital.
 Como sabes, el Talento es un término de la psicología popular ( J. A. Marina). Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, es “inteligencia”. Debemos añadir un adjetivo: inteligencia triunfante. Porque hay inteligencia fracasada. El Buen periodismo es Talento, el malo es “inteligencia fracasada”. Pareto nos diría que un 20% es un buen periodismo y el 80%, vulgar, cuando no engañoso.  Es poner en valor lo que sabemos, queremos y somos capaces de hacer.
El Talento es Capacidad por Compromiso en el Contexto adecuado. La Capacidad es Aptitud (Conocimientos y Habilidades) más Actitud; el Compromiso es la energía que ponemos al proyecto: física, mental, emocional y de valores. El Contexto es Cultura corporativa, clima laboral, cooperación y compensación. Es 4D: Disfrute, Diversidad, Dedicación y Dominio.
¿Qué es para un servidor el buen periodismo? Es pasar de los datos a la información, del información al conocimiento y del conocimiento a la sabiduría. Para un servidor, se concreta en “mis tres mosqueteros del domingo”: José Antonio Marina (Ideas), John Carlin (El Corner inglés) y Rosa Montero (Maneras de vivir).
Es la triada platónica de “verdad, bondad y belleza”. En estos tiempos de “post-verdad” (como escribía Rosa Montero, “las mentiras cochinas de toda la vida”). De fealdad, de mal gusto (mi recuerdo a Umberto Eco). Y de maldad (de ahí nuestro interés por series como House of Cards o Scandal). Como sabeis, en el trilema de Zizek (en honor al filósofo esloveno Slavoj Zizek), en un régimen totalitario no se puede ser honesto, apoyar sinceramente al régimen y ser inteligente. Quien es honesto e inteligente no puede apoyarlo; si lo apoya y es honesto es que no es muy inteligente y si lo apoya y es inteligente, no es honesto.
Necesitamos buen periodismo, porque es Responsabilidad Social. Responsabilidad Social personal, que es la conducta ética de las personas.
Tras la presentación, hemos tenido una mesa redonda con Belén Cebrián (directora de la Escuela de Periodismo UAM-El País), Charo García Gómez (redactora de Opinión de El País), Álvaro Corcuera (redactor de El País Semanal y codirector de The Resurection Club, documental nominado al Goya 2017), Kiko Rosique (redactor de Servimedia) y Gabriel Pecot (freelance, fotoperiodista y miembro de Synergy project). Les he preguntado sobre el momento actual del periodismo social (me ha encantado la visión compartida de que “todo buen periodismo debe ser periodismo social”), sobre los valores de la profesión en un mundo dominado por las nuevas tecnologías, sobre la responsabilidad de los profesionales en que “emocionen” (disponen de 15’’ para “enganchar” al lector) sin caer en la ficción ni en el espectáculo, sobre el populismo (en general, no se sienten muy optimistas sobre el tema), sobre la desigualdad en nuestro país y entre países, sobre la violencia machista… Ha sido un debate muy rico en ideas, en contenidos, con amplia libertad y profundad reflexiones. Mi gratitud a Belén, Charo, Álvaro, Kiko y Gabriel, a todo el equipo de la Escuela de Periodismo, a mis compañer@s de Human Age Institute y ManpowerGroup, a tod@s l@s participantes.       

He aprendido mucho de esta PowerU Experiencia ligada al Talento periodístico. Por eso la canción de hoy es ‘I learned form the best’, de la gran Whitney Houston. www.youtube.com/watch?v=YFVnVuTcz9I Tenemos que seguir aprendiendo de l@s mejores.

No hay comentarios: