Páginas vistas en total

sábado, 18 de marzo de 2017

SUMA: Cultivar el Talento a través del Significado, Unión, Motivación y Ambición


El SUMA 24, la convención anual que conmemoraba ayer el cuarto de siglo de la Agencia Tributaria de la Diputación de Alicante (uno de los mejores modelos de servicio de nuestro país en la administración pública) fue todo un éxito. Manuel Bonilla, su director general (que cumple su primer año como líder de esta institución) presentó los logros de 2016 (el mejor año de los últimos nueve en ciertos aspectos) y los retos de 2017 (mejorar el mundo a través de la Responsabilidad Social) y tuvo la amabilidad de presentarme. Desde que un servidor pudo participar en los “desayunos de Innovación” de SUMA, me ha interesado especialmente esta organización.
Si bien SUMA no es un acrónimo (como sabes, procede del latín “Summa”, el femenino de “Summum”, lo mejor, lo óptimo, y de ahí la operación aritmética), me centré en cuatro pilares para que los casi 500 profesionales de la agencia allí congregados centraran (cultivaran) su Talento:
- Significado. Quise partir de la Felicidad (por la necesidad que tenemos de ser felices y porque las personas felices son/somos el triple de creativas; la innovación se basa en la creatividad), definida en términos aristotélicos como “experiencia global de placer Y significado” (así la considera Tal Ben Shahar, que en Harvard tuvo las clases más numerosas). Me referí a la imprescindible armonía: sólo con placer nos convertimos en hedonistas; sólo por el significado (el sentido de lo que hacemos), en perfeccionistas. Creo en el valor de una administración eficiente, que ayuda a los clientes (en el caso de SUMA, los 141 ayuntamientos de la provincia a los que sirve actualmente) y a l@s ciudadan@s. Y también en celebraciones como la de ayer, para destacar lo bien hecho. Motivación, Emoción, Dinamización. Además, como nos enseñó Víctor Frankl (‘El hombre en busca de sentido’), una causa, un propósito mayor que nosotr@s por el que luchar (un ideal, como diría Cervantes). Me gusta la “mentalidad start-up” (intraemprendedores públicos) que Manuel Bonilla ha “inoculado” en SUMA, con la importancia del Engagement (las 3 E de Silvia Damiano: en inglés, Disfrute, Conexión emocional y Empoderamiento).
- Unión, el Valor del Equipo. “La unión hace la fuerza” (en las banderas de Haití y Bulgaria, lema de Bélgica). En palabras del fabulista Esopo, “todo poder es débil, a menos que permanezca unido”. Me referí al Talento (para J. A. Marina, “un término de la psicología popular”) y a sus componentes (Capacidad por Compromiso en el Contexto adecuado). “El Talento que no se aprecia, se deprecia”. Según la investigación de Bain & Company sobre las empresas más productivas, más allá de captar talento, lo ubican mejor en proyectos, eliminan desperdicio organizativo (de tiempo y dinero) y lideran de forma más inspiradora. Talento, Tiempo, Transformación.
- Motivación. “Nadie motiva a nadie”. Daniel Pink (‘La sorprendente verdad sobre qué nos motiva’) nos ha enseñado hasta 7 razones por las que “el palo y la zanahoria” no funcionan. Sí lo hacen los motivadores intrínsecos: el propósito, la autonomía y la maestría. Después compartimos el “triángulo de la Actitud”: emociones (inteligencia emocional), lenguaje (“lenguaje positivo”: Luis Castellanos, Diana Yoldi, José Luis Hidalgo) y postura (Amy Cuddy).
- Ambición. Tenemos que FLUIR (Mihalyi Csikzentmihalyi), más allá de la ansiedad y el aburrimiento. El “nombre del juego” es la EMPLEABILIDAD (Sumantra Ghoshal, 2004). El clima laboral debe ser “Alicante en primavera”, no “Calcuta en verano”. Es nuestra responsabilidad como líderes.
He querido concluir con esa frase de Cervantes: “Ama, no lo que eres, sino aquello en lo que te puedes llegar a convertir”.
Las personas que forman parte de SUMA consiguieron ayer, entregando material escolar, que 500 niñ@s de Togo pudieran acceder durante un año al colegio, como explicó Pablo, el director de la AICC (Ayuda Contra la Ceguera Internacional). 15 años al pie del cañón defendiendo a los más desfavorecidos en el mundo.
Durante el almuerzo posterior en el que se reconoció a los mejores del año, actuó la soprano internacional Yolanda Marín, con temas de Puccini y Verdi, así como las versiones en Aria de La Misión, Cinema Paradiso y Caruso. Una delicia estética. De ella es esta bellísima interpretación de “Oh, mio babbino caro” de Puccini: www.youtube.com/watch?v=5-4iWOk2TkE  Mi gratitud hacia ella, y por supuesto hacia Manuel y todo su equipo.
En la Administración hay muy buena gente que está haciendo las cosas de forma especial. Hemos de sentirnos orgullosos de ello.  

No hay comentarios: