Páginas vistas en total

viernes, 25 de julio de 2008

Sant Yago en la UIMP

Día de Santiago, patrón de España, patrón de Galicia. Es fiesta en muchas comunidades (no en Cataluña, Valencia, Baleares, Cantabria), aunque sí en Santander. Aprovecho la ocasión para ir a la capital cántabra, a reunirme con amigos y avanzar cosas.

He tomado el avión Madrid-Santander de las 8 de la mañana (el siguiente es a la una de la tarde). A eso de las 9 y media, he quedado con mi amigo Raúl, un ser extraordinario. Es un escritor colosal (como he comentado en otras ocasiones en el blog), un intelectual y un activista de la cosa pública. Nos queda muchísimo por ver de este talento social tan especial, que va a jugar un papel tan relevante en el liderazgo de su comunidad y su país.

Con Raúl es fácil fluir en una animada conversación como la que hemos tenido en El Suizo del Paseo de Pereda. Libros que leer, pelis que ver, música que escuchar, Obama en Berlín y El Nuevo Príncipe, la financiación autonómica, lo que está pasando en Galicia y Cataluña... Me ha puesto al tanto de cómo late la ciudad y la región. Y me ha regalado su último relato. En medio de la conversación, ha llamado la poeta Yolanda Sáenz de Tejada, Premio Internacional, con sus nuevos proyectos de Poesía en palacio en Granada a partir de septiembre.

La mañana algo grisácea de Santander se ha tornado soleada y nos hemos dado un paseo desde Pereda hasta la entrada del Palacio de la Magdalena. Ha sido una caminata especialmente agradable, que hemos concluido con un aperitivo: un par de cervezas y unas rabas.

A la una había quedado con Salvador Ordóñez, Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Tengo un inmenso cariño a la UIMP desde pequeño (mi tía Rose Villar trabajó allí una larga temporada; sus hermanas Tana y Yoli también pasaron algunos veranos trabajando en la UIMP; yo mismo inicié mi andadura profesional, siendo menor de edad, en la administración de Las Llamas, en sus “cursos para extranjeros”, con jefes como Carlos Galán, Manuel Medina, Raúl Morodo, Ernst Lluch o Santiago Roldán). Salvador es un gran rector. Una persona apasionada de la educación, del progreso de los pueblos, siempre presto a desarrollar iniciativas de toda índole. Charlar con él es aprender continuamente.

Le he llevado mis dos últimos libros, Clase Creativa y Coaching y Diversidad (coordinado con Alicia Kaufmann). Él me ha regalado tres obras muy interesantes: El resumen de los trabajos de La Universidad Internacional de Verano en Santander (1933-1934) que realizara el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, La Universidad Internacional de verano de Santander en seis testimonios personales (1932-1936) –los testimonios son los de Emilio Gómez Orbaneja, José Botella Llusiá, Julián Marías, Manuel Mindán Manero, Carmen Castro y Fernando Chueca Gotilla- y el catálogo de Los Desastres de la Guerra de Goya, exposición de la UIMP que está en Santander hasta el 15 de agosto y que no conviene uno perderse. Además, unos gemelos del 75º aniversario de la UIMP que luciré con orgullo en momentos especiales.

Después nos hemos ido a comer al Balneario de la Magdalena. Hemos compartido unas sardinas y unas almejas deliciosas y un bonito encebollado estupendo.

Desde Eurotalent estamos en deuda con la UIMP para poner en marcha un postgrado para personas y empresas creativas, que verá la luz en otoño de 2009. Hemos hablado del aprovechamiento de nuevas tecnologías (UIMP 2.0., maravillosa iniciativa que la universidad ha lanzado junto a Conceptual KLT), de programas de fidelización, de conectar más la institución a la ciudad, a la región y al mundo, de la enseñanza del castellano, de nuevas estrategias innovadoras. Con Salvador da gusto, porque está a la última y le encanta poner a la UIMP en la vanguardia, en punta de lanza. Con más como él (ha sido Secretario de Estado de Universidades) nuestra educación sería de las mejores del planeta.

Vuelo de vuelta a las 17.40 horas. Ha merecido mucho la pena esta festividad convertida en viaje de prospección de nuevas oportunidades.