Páginas vistas en total

domingo, 20 de julio de 2008

Los reyes de la sensación

Tercero y último día en Port Aventura, pasando el fin de semana.

Leo la prensa dominical y me quedo con unos pocos artículos: la entrevista a Marcus Hedblom (Gäule, 1970), Consejero Delegado de Spanair, en las páginas de Economía de El País: “Si el petróleo sube más, deberemos ser más pequeños” y el artículo de Javier Navas (presidente del SEPLA de la misma aerolínea) en Economía y Empresas de El Mundo: “El futuro de Spanair y sus gestores”.

La entrevista a Santiago Calatrava: “Vivo al margen de lo que dicen de mí”. Uno de nuestros mejores arquitectos acaba de inaugurar el puente de Jerusalén (con un mástil de más de 100 metros) y tiene en marcha el intercambiador de la “zona cero” de Nueva York y un rascacielos en la Gran Manzana. Premio Príncipe de Asturias, es de lo que se aplican esa máxima de Ortega y Gasset: “La envidia es una forma de elogio”. En El Mentidero, el director de cine José Luis García Sánchez: “Van a hacer cine hasta los jubilados”. Su trilogía de Valle Inclán, Martes de Carnaval (con Juan Luis Galiardo y Juan Diego), se está proyectando en el Teatro Español.

En Economía y Negocios (ABC), el artículo de Amancio Fernández, Cambio de Modelo: “Nuestro modelo de crecimiento, con el ladrillo y el consumo como motores, se ha venido abajo. Y los males han aflorado con fuerza”. La Vanguardia nos recuerda que las seis principales constructoras tienen el triple de deuda que de capitalización bursátil.

Y en el Marie Claire del mes de agosto, Los cinco sentidos. Una entrevista con los cinco reyes de la sensación: Inma Shara (el oído), Ferrán Adriá (el gusto), Gracia Querejeta (la vista), Rosa Tous (el tacto) y Álvaro Palacios, enólogo del año (el olfato). Inma nos sugiere para educar el oído la “sinfonía nº 2 en mi menor”, opus 27, de Rachmaninov y nos dice que “escuchar es amar, es respetar, es ser generoso. Escuchar supone crear armonía; oír supone grandes dosis de falta de compromiso”. Ferrán explica que “la sensibilidad ante un plato puede transmitirse a otros aspectos de la vida” y que el verano le sabe “a sal, a marisco y a pescado”. Gracia apunta que “ser observador es bueno para hacer cine… y para muchas otras cosas” y nos recomienda (por el gozo visual y narrativo) “El padrino”. Rosa comenta que “con una caricia y un abrazo sobran las palabras” y considera que “la autentica elegancia siempre es natural, y la naturalidad a veces puede ser muy elegante”. Y Álvaro, que el olor de una persona “es una expresión de atracción y deseo. Somos animales: no podemos ignorar esas sensaciones intangibles, pero profundas e inolvidables”.

Delicioso. Cinco aportaciones de personas relevantes, inteligentes y sensibles. Como remate, Los sentidos son la noticia, de Vicente Verdú: “El mundo tiende a ser cada vez más un universo de sensaciones, sensorial, sensacionalista, evocador a través de la poética del cuerpo”.