Páginas vistas en total

jueves, 10 de julio de 2008

El mito renovado

Parece que no estamos en julio. Salida de Oviedo a las 8.15 horas. Llegada a Burgos a eso de las 11 h., coaching (sumamente interesante) y salida a las 13.45 hacia Bilbao para tomar el avión a Valencia.

En la prensa, Ángeles Caballero (que está que se sale, buena prueba de su Inteligencia Maternal) publica ¿Puede su empresa sacar provecho del cambio climático? Puede y además debe. Se hace eco del informe de la Fundación Entorno con ocho buenas prácticas empresariales: Sos Cuétara, OHL, Acciona, IBM, Sol Meliá, Bancaja Habitat… Casi todas ellas tienen que ver con la gestión del agua. En Expansión, Pedro Schwartz se pregunta ¿Quién es Obama? “¿Quién es este Obama que tanto apoyo está concitando en la izquierda norteamericana y mundial? Habla bien, sin duda; es un mestizo que está por encima de la reivindicación racista; es un recién llegado a la vida política que busca superar el enfrentamiento partidista y la hostilidad ideológica de los últimos tiempos. Pero en los detalles es vago y difuso: habla de “cambio” y de que “podremos” sin decir qué ni cómo; no hay quien entienda su política energética; quiere que las tropas de EEUU salgan de Irak pero no enseguida. Cuando es más preciso, nos hace temblar: se ha pronunciado contra el Tratado NAFTA con Canadá y México; quiere aumentar los impuestos para los más ricos; quiere sentarse a hablar sin condiciones previas con los ayatolás y los iraníes. Todo esto da igual en el fondo, porque no sabemos qué hará si ocupa la Casa Blanca ni si mantendrá su equilibrio psicológico tras uno o dos años en el poder”. Está claro que no es partidario (como era de esperar).

He terminado de leer La guerra de las galaxias. El mito renovado, de Eduardo Martínez Rico. Eduardo (Madrid, 1976) es uno de los mejores escritores que conozco. Doctor en filología hispánica, es un autor muy prolífico, capaz de tratar las semblanzas de Francisco Umbral. Alberto Vázquez Figueroa o Pedro J. Ramírez, además de colaborar con Expansión, Época o Qué leer.

En este caso se atreve nada menos que con las dos trilogías de La Guerra de las Galaxias, de George Lucas. Lo hace a partir de la iniciativa de Agustín Sánchez Vidal (que aporta un prólogo magnífico) y mi admirado Luis Alberto de Cuenca, para quien La Guerra de las Galaxias es “una síntesis admirable de todas las materias mitológicas” (Eduardo le entrevista para este libro, a modo de epílogo).

Eduardo Martínez Rico nos enseña “lo que está detrás de la pantalla y de nuestros ojos”, en un ejercicio de arqueología del talento verdaderamente mágico. Las fuentes de las que bebe Lucas, su relación (amistad, complementariedad) con Francis Ford Coppola, el descubrimiento de Joseph Campbell y su concepto de héroe, los orígenes de la saga (“lo importante es la historia”), el inicio de la aventura (“una bella mujer pide auxilio”), Darth Vader y El Halcón Milenario, la relación con Nixon y la guerra de Vietnam, con el mito de Drácula…

George Lucas es un apasionado de la historia, de la filosofía y de la mitología. Y Eduardo, obviamente también. “El bien contra el mal. En primera y última instancia eso es La guerra de las galaxias: la lucha del Bien contra el Mal, y si les ponemos mayúsculas es para individualizarlos mejor, para verlos mejor, aparte de que son los dos grandes protagonistas del devenir del mundo”. Dice que es su forma de darle las gracias a George Lucas. Gracias a ti, Eduardo, por enseñarnos tanto a partir de este material fílmico que nos anima a soñar.

No hay comentarios: