Páginas vistas en total

domingo, 29 de junio de 2008

Campeonamos

29 de junio de 2008. Un día histórico para el deporte español. Por la mañana, Ana Belén y Víctor (no confundir con Ana Belén y Víctor Manuel), mis amigos hispano-peruanos, me vinieron a recoger a eso de las diez y media de la mañana. Hemos ido a un par de centros comerciales (Víctor y Ana me han regalado un precioso jarrón con el pájaro de Nazca; después, hemos ido a la tienda de Adidas a enfundarnos “la roja” todos nosotros).

Comida en la Casa de España. Pantallas por doquier para ver el partido. Ana, Víctor, Roslen, Gerardo y un servidor para ver la final de fútbol. En la mesa, “piqueo español” (queso, chorizo, jamón, croquetas, tortilla de patata…) y hemos compartido cochinillo segoviano y paella valenciana. De beber, Marques de Riscal y un Faustino I Gran Reserva del 64 (sí, del 64, el año que ganamos la anterior Eurocopa y la mejor cosecha del siglo).

El partido ha sido emocionantísimo, aunque España ha dado siempre sensación de dominio. La televisión peruana ha entrevistado a Víctor Rodríguez y Ana Belén Perdigones (beso incluido, porque están enamoradísimos y siempre se nota). Nos hemos felicitado y la Casa de España nos ha invitado a champán. Una celebración extraordinaria. En España, más de 27 millones han visto el último minuto del partido (el momento más visto de la historia de la televisión, con más del 88% de cuota de pantalla). En el resto del mundo, como en Perú, cientos de millones apoyando a nuestra selección.

“Campeonar” es un verbo que se utiliza en Hispanoamérica como sinónimo de triunfar, de ganar un campeonato. Hemos campeonado. Tenemos que acostumbrarnos a campeonar, de ahora en adelante.

Yo había prometido que, si ganaba España, iría con la camiseta de la selección al aeropuerto y durante el vuelo a Madrid. Así ha sido. Montones de personas me han felicitado en el aeropuerto de Lima y en el avión. El piloto (de LAN) se ha referido al triunfo de España. Una maravilla, difícil de creer.

2 comentarios:

matemate dijo...

Juan Carlos:
Muchas gracias por compartir tanto de tus conocimientos, experiencias, viajes, a los que estamos en la permanente búsqueda de información para mejorar y mejorarnos en esta compleja hipermodernidad.

Tengo la seguridad que algún te encontraré y departiremos sobre estos temas que también son parte de mi trabajo y de mi vocación. Y lo que más me admira y entusiasma es tu consistente autenticidad en todo lo que escribes y buscas transmitir, porque siendo una autoridad en coaching sigues con los pies en la tierra y sembrando cosas muy valiosas y tan necesitadas en este mundo sin brújula: optimismo, pasión por la lectura y, sobretodo, una de las competencias fundamentales para llegar a ser más: mejora y educación continua!

Roberto Matosas

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Gracias, Roberto.
Yo también tengo la seguridad, por lo que cuentas, que coincidiremos.

Un abrazo,