Páginas vistas en total

martes, 11 de diciembre de 2007

Reenuentro con Marina

Hoy he pasado el día en Barcelona, la ciudad de los prodigios, haciendo algún coaching que otro. Un día maravilloso, en pleno diciembre.
Una persona culta, elegante y excelente amig@ de sus amig@s me ha regalado el último libro de José Antonio Marina, titulado Las arquitecturas del deseo, que lleva el subtítulo Una investigación sobre los placeres del espíritu.
Reconozco mi debilidad por Marina. Le conocí hace más de 15 años en un Congreso de AIESEC, donde compartimos tribuna. Desde entonces, hemos pasado muchas horas juntos, presentándole en algún congreso de Capital Humano, en jornadas de APD o con clientes comunes. He leído todos, absolutamente todos sus libros, desde Elogio y refutación del ingenio hasta Anatomía del miedo.
JAM me parece el mejor pensador español vivo. Cada año, nos regala antes de navidades un nuevo fruto de sus reflexiones. Y esta nueva obra, que he leído en el aeropuerto y en el avión, me parece una de las mejores. No me atrevo a resumirla, porque es sanamente densa. Simplemente reclamo en ella la atención:
- sobre el "sistema ideológico del deseo": lo que tienen en común la sociedad de consumo, el auge dela violencia, el aumento de la obesidad, las epidemias de la ansiedad, la fragilidad de las relaciones afectivas, la creciente manifestación de comportamientos impulsivos, los centros comerciales y los parques temáticos, las campañas de fidelización de las empresas, el aumento de las adicciones, el prestigio de la moda y la falta de atención de los alumnos en la escuela.
- Lo espiritual, el deseo y la acción, con 11 puntos clave.
- El paso del deseo al proyecto.
- El triple deseo: bienestar personal, relación social, la ampliación de las posibilidades de acción.
- Las seis leyes de expansión de los deseos.
- Las relaciones entre deseo y cultura.
- El papel del arte y de la religión respecto al deseo.
El ultimo libro de Marina es simplemente imprescindible. Os lo recomiendo encarecidamente para estas navidades.

No hay comentarios: