Páginas vistas en total

sábado, 13 de octubre de 2007

Un Nóbel para Gore

El Comité Nóbel, a través de su Presidente de su comité noruego, Ole Danbol Mjoes, ha concedido el Nóbel de la Paz 2007 ex-aequo a Al Gore y al Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas, "por haber puesto las bases para tomar las medidas necesarias en la lucha contra el cambio climático".
Al ex-vicepresidente de los Estados Unidos (8 años junto a Bill Clinton) y perdedor en las elecciones presienciales 2000 por un puñado de votos y una polémica decisión judicial en Florida muchos le han criticado que es un advenedizo en esto del cambio climático y que podía haber hecho mucho más por reducir la emisión de CO2 cuando formaba parte del tándem ejecutivo de su país, el más poderoso del planeta. Para mí, la concesión de este premio supone un caso más de triunfo del marketing, y lo digo con toda admiración.
Gore protagonizó el documental Una verdad incómoda (An inconvenient truth), que fue lanzado en DVD el 21 de noviembre de 2006 (hace algo más de 10 meses) en los Estados Unidos. La película, una mezcla de conferencia del propio Gore, reflexiones sobre su vida política y consejos para luchar contra el cambio climático, ganó el Oscar al mejor documental y a la mejor canción ("I need to wake up"). La película se ha proyectado en las pantallas de todo el mundo. Al Gore se ha convertido en uno de los conferenciantes mejor pagados y en Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.
El libro en el que se basa el film (también llamado Una verdad incómoda, obviamente), no es tan bueno como otros sobre Cambio Climático: La venganza de la Tierra. La hipótesis Gaia y el futuro de la humanidad (pronúnciese Gea, como geólogo, geometría...) de James Lovelock, el químico que lanzó la hipótesis Gaia en 1969, o El Clima: El Calentamiento Global y el Futuro del planeta, de Manuel Toharia. Mucho más divulgativo, mucho más profundo, mucho menos alarmista.
Ahora bien, ¿quién le pone cara a Lovelock o a Toharia, quién sabe quién es Rajendra Pachauri, que preside el Panel Intergubernamental del Cambio Climático? Sin embargo, de AlGore, a sus 59 años, le "conoce" todo el mundo, porque es una estrella mediática. "Es probablemente el individuo que más ha hecho para que comprendamos mejor en todo el mundo las medidas que deben adoptarse", ha declarado Mjoes (un presidente del comité Nóbel que tampoco nos suena). La película Una verdad incómoda la regalaba una revista a sus lectores este mes, aparecerá en Canal + el proximo día 22 y se proyectará en la Seminci de Valladolid con un debate posterior. El cambio climático ha sido la estrella de los cursos del último verano y un servidor, en el Salón Capital Humano de Cataluña, utilizó el cambio climático para establecer el paralelismo entre la amenaza del calentamiento global y el clima laboral en las empresas. Un juez británico ha seguido alimentando la polémica esta misma semana al prohibir el vídeo en los colegios por encontrar "nueve errores" en el documental y considerar que está narrado "en un contexto de alarmismo y exageración".
Marketing. El AMA (American Marketing Association) en 2004 lo definió como "la función organizativa y un conjunto de procedimientos pra crear, comunicar y suministrar valor a los clientes y para dirigir las relaciones con los clientes de manera que beneficie a la organización y a los grupos de interés". Prefiero la definición del profesor Miguel Santesmases, cuyo libro Marketing. Conceptos y estrategias (5ª edición revisada, 2007) me parece imprescindible: "Marketing es un modo de concebir y ejecutar las relaciones de intercambio, con la finalidad de que sea satisfactoria a las partes que intervienen y a la sociedad, mediante el desarrollo, valoración, distribución y promoción, por una de las partes, de los bienes, servicios o ideas que la otra parte necesita".
Como escribió en su día Sergio Zyman (ex-zar de marketing de Coca Cola), "es el fin del marketing tal como lo conocemos". No tiene tanto que ver con publicidad, con anuncios, con premios en los festivales internacionales, sino con las relaciones públicas, con el reconocimiento social, con la aparición en los medios de comunicación (prensa, radio, televisión), con la presencia y la relevancia. Al Gore lo ha puesto al servicio del cambio climático, y por ello merece el Nóbel y el Príncipe de Asturias. El líder debe ser humilde; sin embargo, "¿cabe hoy el Liderazgo sin marketing?

2 comentarios:

Oscar dijo...

Estimado Juan Carlos,

Soy publicista y docente de un Instituto de Educación Superior en Comunicaciones de Chile.

Preparando mi clase de marketing para mañana (navegando por la red), me topé con tu artíulo y debo confesarte que "está pintado" para preparar el terreno a la exhibición de la cual serán testigos mis alumnos. Adivina qué veremos.. ( ? )

Mis saludos cordiales para ti.

Oscar Pravecek

aserto dijo...

Al Gore y James Lovelock son dos buenos ejemplos para explicar la diferencia entre el talento y la virtud...