Páginas vistas en total

domingo, 14 de octubre de 2007

¿Contra el Talento?

Este fin de semana, Guido Stein (profesor del IESE y Presidente de la editorial de la Universidad de Navarra) ha publicado en El Ojo Crítico de Expansión & Empleo el artículo "Contra el Talento". Es una reflexión sobre la promoción interna frente a la selección de directivos externos. Me temo que no puedo estar demasiado de acuerdo con los planteamientos del profesor Stein.
La columna finaliza con los siguientes tres párrafos:
1. "Me temo que la moda del talento, y de cómo retenerlo, igual que la de la ética, o el servicio al cliente, no presagia nada bueno, empezando por los que lo tengan". La moda, entendida como algo a lo que se apuntan los no convencidos porque lo hacen los demás, es inútil. Pero la moda en sentido estadístico, entendido como lo más frecuente, es la consecuencia natural de un entorno en el que el Talento (así, con mayúsculas), es más escaso que el capital. La ética es (nuncame cansaré la frase de mi admirado J.A.Marina) el modo más inteligente de vivir. Simplemente.
2. "Nunca se ha hablado tanto de gestión del talento, ni tampoco se ha desperdiciado tan a manos llenas como hasta ahora. Cualquier CEO que se precie llegado de fuera a una nueva compañía que va bien, lo primero que hace es cambiar al equipo directivo y luego desarrollar una nueva estrategia. ¿Por qué son excepción los que construyen sobre los cimientos previos?". No es eso lo que veo en las compañías que conozco, desde Indra (Javier Monzón tiene escrito que hay que trabajar con los mimbres que una empresa posee) a Electrolux, una de las empresas TOP para trabajar en España y líder mundial en su sector. Según la revista Fortune, en las empresas más admiradas, más del 80% de los puestos son cubiertos con promoción interna. ¿O está hablando Guido de los perdedores?
3. "Lo que me fascina es contemplar la sucesión en una de nuestras tres compañías más globales, pues me dicen que el candidato va a tener que venir de fuera. ¿Será porque dentro se ha llevado a cabo la gestión del talento?" Puede ser que en algún caso el talento venga de fuera, pero no significa una mala gestión del talento. Ejemplo en la mente de todos: Pablo Isla, llegado "de fuera" a Inditex. El grupo gallego es una de las 11 mejores organizaciones del mundo desarrollando el Liderazgo (el BBVA también está en ese ranking, en el puesto 9º). No acabo de entender la ironía.
En un país como el nuestro, tan necesitado de mejorar en liberación del talento y en desarrollo del liderazgo (la calidad directiva deja mucho que desear), torpedear las iniciativas de mejora me parece servir, consciente o inconscientemente, a la vieja escuela, al antiguo régimen empresarial, a esos herederos de la autarquía que no son capaces de sobervivir en un mercado global y competitivo. A esos tóxicos que provocan que el 38% de la fuerza laboral española sufra de depresión, de estrés, de burnout o de cualquier otro agobio psicológico.

1 comentario:

Alonso dijo...

A pesar de que el discurso sobre las habilidades directivas y sobre el talento ya lleva tiempo en candelero, la realidad, tozuda como siempre, deja paso a empresas que se dirijen como cortijos del primer ejecutivo de turno. En estas lides, los ecosistemas que crecen alrededor de la función directiva se nutren en expertos en aparentar, incapaces de crear, fagocitan cualquier atisbo de talento para atribuirse prevendas de las cuales no han hecho mértios y si éste se rebela, lo destruyen....

Queda mucho por madurar en este pais de señoritos de pan pingado con alma de cuatreros