Páginas vistas en total

miércoles, 22 de marzo de 2017

Organizational Learnability: los 10 aceleradores del Aprendizaje Organizativo


Esta mañana hemos celebrado en El Portal de L’Eixample (c/ València, 286) de Barcelona la MasterClass sobre Aprendizaje Organizativo y Coaching, aplicando los principios de este proceso de acompañamiento para desarrollar el Talento a la empresa en su conjunto, clave en esta Human Age, en la cuarta revolución industrial. Se trata de la primera “Trending Talent”, no referida tanto al pasado como al presente y al futuro, con la experiencia práctica de General Óptica a través de la “gran dama” de los Recursos Humanos, mi amiga Susana Gutiérrez, ex presidenta de AEDIPE a nivel nacional.
Como sabes, el concepto de Learnability (acuñado por Mara Swan) es esencial para la empleabilidad y de supervivencia en el mercado, en un entorno que ha multiplicado por cinco la tasa de mortalidad de las empresas en los últimos tres cuartos de siglo.
Los 10 aceleradores del aprendizaje organizativo son:
1. Contar con un/a Chief Learning Officer. Será el DRH, o colaborará para el CFO (Director Financiero) o para el CDO (antes CIO), Director de Sistemas, porque son las tres funciones (Finanzas, Recursos Humanos, Sistemas) que más se van a automatizar en los próximos años.
2. Utilizar la Consciencia. Hemos partido del modelo de Inconscientemente Incompetente a Inconscientemente Competente creado por Noel Burch, de la consultora GTI, en los años 70 (y atribuido erróneamente a Abraham Maslow). Nuestra Inteligencia funciona a dos niveles (Generadora y Ejecutiva), y entre una y otra está el umbral de la consciencia, que en las empresas es la Dirección.
3. Fomentar el Liderazgo, a través de un Modelo de Liderazgo Propio. Si la empresa no dispone de éste, el ROI (Rentabilidad) de las acciones de formación en habilidades directiva es cercana a 0 (Michael Beer, Harvard Business Review, octubre 2016).
4. Enfoque holístico: Me he referido a las “cinco disciplinas” de Peter Senge: dominio personal, modelos mentales (creencias) visión compartida, aprendizaje en equipo y pensamiento sistémico. Como ejemplo de éxito, de “organización que aprende”, La Roja que ganó el Europeo de 2008 con Luis Aragonés, tal como lo contamos la Dra. Leonor Gallardo y un servidor en el libro ‘El triunfo de un equipo’.
5. Superar las barreras de aprendizaje. Las que mostró Senge son “yo soy mi puesto”, el enemigo externo, la ilusión de “hacerme cargo”, la fijación en los hechos, la metáfora de la “rana hervida”, la ilusión de la experiencia, el mito de equipo administrativo.
6. Convertir la Dirección en un Equipo de Alto Rendimiento. Para ello, el Comité de Dirección ha de contar con una Visión compartida, un Enfoque profesional de análisis y toma de decisiones, Roles complementarios (gestión efectiva de la diversidad), Desarrollo de la confianza y el compromiso, Aprendizaje y Dinamismo del entorno. En el 80% de las organizaciones, la Alta Dirección funciona como silos, como compartimentos estancos.
7. Apostar por una Cultura de Confianza (siguiendo el modelo Oxytocin del Dr. Paul Zak) con una “bufanda” (SCARF, del padre del NeuroLiderazgo David Rock).
8. Desaprender para Reaprender (salir, como organización, de la zona de confort).
9. Replantearnos (reinventar) el Ciclo Estratégico del Talento. Pasar de la selección a la “seducción”, Welcoming, Retos ilusionantes, Experiencia Talento Cliente, L3, triple E (Educación, Exposición, Experiencia), Marca de Liderazgo, Aprovechamiento de la diversidad, Líder como career-coach, Diálogo de crecimiento, Tecnología como trampolín del talento, Cultura de Innovación, HPT (Equipo de Alto Rendimiento), Desvinculación elegante, Felicidad.
10. Centrar la Organización en el Talento (el Talento que no se aprecia se deprecia), como una Human Age Company.
Me ha encantado la “best practice” que ha presentado Susana Gutiérrez, ‘Barcelona de cerca’, para impulsar el protagonismo (empowerment, engagement) de sus tiendas. El organigrama como “sistema solar” con el cliente como “sol”, en el centro, y las tiendas y departamentos como planetas a su alrededor.
Mi gratitud a todo el equipo que organiza las MasterClass (Loles, Óscar, Cristina, Susana, Xavi, etc), a l@s profesionales de Right (Araceli, Manel, Rafa) que han podido estar y a l@s colegas del resto de ManpowerGroup, a Yasmina como anfitriona de ‘El Portal de l’Eixample’ (espléndido para este tipo de eventos), a Susana Gutiérrez (una DRH orientada al negocio a través del talento) y a tod@s l@s asistentes. Ha sido un gran éxito.
De vuelta a Madrid por la tarde. En el AVE, Natalie Cole: ‘Starting over again’ www.youtube.com/watch?v=Yu0h_21BYLU  

martes, 21 de marzo de 2017

La bruja debe morir: Coaching de los cuentos de hadas


AVE de las 7.05 de la mañana entre Barcelona y Zaragoza. Anoche disfruté de la cena con un amigo en Tres Focs, restaurante de cocina catalana cercano al Barcelona Center. Y esta mañana he tenido el honor de participar en ‘Talento en Crecimiento’ organizado por CEDE (asociación que agrupa a más de 140.000 directiv@s y que integra, entre muchas otras, a la APD y AED), con la Obra Social La Caixa, ADEA, Deloitte, Fundación Bertelsmann, Human Age Institute y Kühnel Escuela de Negocios. El periodista Jorge Sanmartín (Heraldo de Aragón) como maestro de ceremonias. Me gusta mucho la colaboración entre el Human Age Institute y la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos. Tras la presentación de Salvador Arenere (presidente de ADEA), he hablado de “la empleabilidad como actitud” en esta nueva era, en la que la Empleabilidad (término acuñado por el profesor Sumantra Ghoshal en 2004) es clave, en el que el Talento es Capacidad por Compromiso en el Contexto adecuado y en el que la Actitud (emociones, lenguaje, postura corporal) es el corazón del Talento. Después hemos disfrutado de las ponencias de María López (CEO de BitBrain Technologies), Juan López Miranda (CEO de Garagescanner), Tamara Antoñanzas (responsable de desarrollo y gestión de programas de AGM), Felipe Campos (DG de la Fundación Ítaca) y Carlos Piñeyroa (Director de Initland). Una jornada muy equilibrada, con ponencias inspiradoras y apasionadas.  
Mi gratitud a los organizadores del evento en la capital aragonesa, a Jorge, Salvador, María, Juan, Tamara, Felipe y Carlos, y al equipo del Human Age.
He estado leyendo un libro cautivador: ‘La Bruja debe morir. De qué modo los cuentos de hadas influyen en los niños’, de Sheldon Cashdan. Profesor emérito de psicología en la Universidad de Massachussets, Amherst, Sheldon “vive con su mujer en una cabaña en medio de un bosque encantado” (Eva, su mujer, es la princesa de la obra).
En este libro, el autor se pregunta en qué radica el atractivo (continuado) de los cuentos de hadas. Y cita a la actriz Mae West: “Yo era Blancanieves, pero luego me dejé llevar”. Para Sheldon Cashdan, son mitos que los cuentos de hadas sean relatos para niños (por ejemplo, ‘Cuentos de mi madre la oca’ de Perrault incluye 12 cuentos, entre ellos Cenicienta, Caperucita Roja y La Bella Durmiente), que fueran escritos por los hermanos Grimm (simplemente compilaron; su versión de Caperucita Roja es más elaborada que la de Perrault); que los cuentos de hadas enseñen (muchos contienen consejos discutibles). Los cuentos son más que aventuras con suspense que incitan a la imaginación. “Mientras el atractivo inicial de un cuento de hadas puede residir en la habilidad para cautivar y entretener, su valor perdurable descansa en el poder de ayudar a los niños a enfrentar los conflictos internos con los que se encuentran durante su crecimiento”. Es como el Employer Branding: motivación de inicio (un buen relato, “storytelling”) y de mantenimiento (aprendizaje, desarrollo, crecimiento: mejor profesional y mejor persona). Desde la perspectiva psicoanalítica (Freud, Bruno Bettelheim) puede haber un deseo edípico de Blancanieves hacia su padre (con los siete enanos como “penes atrofiados” de ocupación minera), el pinchazo de La Bella Durmiente simula el coito y el zapato de Cenicienta la castración del príncipe. Desde el enfoque psicológico de Sheldon:
- Hensel y Gretel simbolizan la gula, la glotonería. Escapan de la hambruna, encuentran la “casita de chocolate”, matan a la bruja. También Caperucita Roja y Pulgarcito explotan el peligro de la glotonería.
- Blancanieves es el canto más extremo a la vanidad (espejito, espejito, ¿quién es la más bella?). Como en Piel de Asno o Cenicienta, comienza con el fallecimiento de la madre. En el relato hay compasión (el cazador la perdona porque es bella), seguridad (los enanitos le ofrecen una “base segura”) y expiación final (la muerte de la bruja). Vanidad y apariencia como en El traje nuevo del emperador de H. C. Andersen.
- La Cenicienta trata la envidia. Huérfana, madrastra y hermanastras (océano de maldad) y justo castigo. “La envidia es una forma de elogio” (Napoléon Bonaparte).
- El enano saltarín se centra en el engaño.
- Lujuria, “la cola marina”, en La sirenita. Ariel quiere tener piernas y, por supuesto, sexo femenino. La Bruja del Mar (Úrsula: pechos enormes, ojos lascivos) la deja sin voz. ¿Qué le quedará? “Tu preciosa figura”.
- Jack y las habichuelas simboliza la avaricia, como también lo hacen Barbazul o El pescador y su mujer.
- Pinocho nos enseña valiosas lecciones sobre la holgazanería. Al juguete que quería ser un niño el Hada azul le inspira laboriosidad (“las tendencias perezosas son el camino seguro hacia la cárcel o el psiquiátrico”). A la marioneta convertida en burro la salvación le llega a través del trabajo (en 1940, cuando se hizo la versión de Disney, el trabajo infantil ya no era tan importante para sus padres).
- El Mago de Oz considera los vicios más como carencias (falta de valentía, compasión, inteligencia) que como excesos. Es un cuento de hadas de nuestro tiempo. El mandato del Mago es claro: “La bruja debe morir”.  
En definitiva, “los siete pecados capitales de la infancia”. Porque despiertan el miedo más pavoroso de la infancia (y de los mayores): el abandono. Los cuentos de hadas están emparentados con el psicodrama (técnica psicoterapéutica desde los años 20). Son un “viaje al centro del yo” (travesía, encuentro, conquista y celebración) con una bruja (reina de oscuro corazón, hechicera perversa o madrastra vengativa) que magnifica los defectos y flaquezas y que necesariamente debe morir. “El viaje puede ser desalentador, pero avanzaremos sabiendo que al final nos encontraremos a nosotros mismos”.
Este interesante libro sobre los cuentos de hadas me ha recordado “el lado oscuro” de cada uno de los eneatipos en el Eneagrama (Diversigrama, en el lenguaje empresarial). La lujuria del toro (tipo 8), la pereza del delfín (9), la ira de la abeja (1), el insano orgullo del buey (2), la vanidad de la leona (3), la envidia del cisne (4), la avaricia del búho (5), la insufrible duda de la gacela (6), la gula de la mariposa (7).  
Desde que Disney basara su modelo de negocio en llevar a la gran pantalla los cuentos infantiles (recordemos que Blancanieves es de 1937, el mismo año de ‘Tiempos Modernos’ de Charles Chaplin, con Hitler en el poder y a dos años de iniciarse la II Guerra Mundial), más que leérselos a nuestros hijos, les hemos llevado al cine y los han visto una y otra vez en DVD. La esencia permanece: lecciones de armonía y equilibrio.
La canción de hoy, que he escuchado esta mañana en Zaragoza en el trayecto de la estación de Delicias al CaixaFórum, ‘More than I can say’ de Leo Sayer: www.youtube.com/watch?v=JT6vy_34pFk “I love you more than I can say”.  

lunes, 20 de marzo de 2017

Opinionismo, profesores innovadores y Welcoming eficaz


La semana comienza con el día internacional de la Felicidad (ya sabes, “experiencia global de placer Y significado”), con el inicio de la primavera (suena Vivaldi en nuestros corazones) y con el cumpleaños de María José Martín, DG de Right Management y de ManpowerGroup Solutions, que ha triunfado la semana pasada en Colombia. ¡Muchas felicidades, María José! Es un honor formar tándem profesional contigo en la empresa de referencia mundial en talento y carreras profesionales (Liderazgo, Assesment, Engagement y Outplacement).
Hoy ha sido fiesta laboral en la comunidad de Madrid y en Extremadura. He tomado el AVE de las 10,30 h hacia Barcelona, para almorzar con compañer@s de Right en la ciudad condal (Cristina, Rafa), mantener una reunión con responsables de Zurich (mi gratitud a Carlos Esteban, con quien he tenido el honor de colaborar durante más de una década, que amablemente nos acompañó en el Young Mobile presentando PowerU) y cena con un amigo. Durante la semana, ‘Talento en Crecimiento’ en Zaragoza, MasterClass sobre ‘Aprendibilidad Organizativa y Coaching’ en Barcelona, TOP Breakfast y Congreso de NeuroLiderazgo en Madrid, presentación del libro de María José Alaminos en la EOI para finalizar en Galicia… Que el ritmo no pare.
De la prensa de ayer, comienzo con las ‘Ideas’ del Maestro José Antonio Marina, un zoom sobre la Opinión. “Vivimos la glorificación de las opiniones”. Parece el colmo de la democracia. JAM nos recuerda que Platón antepuso las “opiniones” (la doxa) a la verdad. “Las opiniones deben ser verificadas”. La red social es víctima de todo tipo de engaños (por ello Tim Berners-Lee, inventor de la web, ha confesado que esto no era lo que quería). A un servidor el “opinionismo” es a la sociedad lo que el “populismo” a la política (hablaré de la verificación, que distingue a l@ expert@s de las puras ocurrencias, en el mencionado TOP Breakfast). Marina concluye: “olvidamos que un burro conectado a la red sigue siendo un burro” (se arriesga a que los defensores de tan noble animal le ataquen despiadadamente en internet).
“Internet es muchas cosas, entre ellas la globalización de la estupidez” (John Carlin, ‘Firmas contra la injusticia’). John cita al Dr. Luther King: “La justicia exige el incansable esfuerzo de individuos comprometidos”. Y cita una serie de partidos que “se deberían repetir”. Con carácter retroactivo, “el deporte pasaría a la extinción en cuestión de semanas”.
“El colegio que puede cambiar la educación en España”. Alba Muñoz y Guillem Sartorio se referían al Joaquim Ruyra, en L’Hospitalet de Llobregat, con un 92% de alumnos extranjeros y 95% de beca de comedor. Aulas abiertas, docentes conscientes, el diálogo como método, “gamificación”, concentración total (dividen las clases en tiempos de 20’). “El secreto de los nórdicos es que los maestros trabajan como médicos. Es decir, leen estudios y revistas científicas (…) Nosotros nos basamos en evidencias, no en ocurrencias- No quieres que tu dentista te saque una muela con un método de hace 30 años. Quieres lo más moderno y que esté avalado por la ciencia” (Miquel, jefe de estudios). Vocación, Desarrollo, Liderazgo. Frente al postureo del opinionimo, el rigor de l@s expert@s. Mi amiga Susanna Griso remata este reportaje con un precioso artículo, ‘La decisión más crucial’. Sin duda, la elección del sistema educativo para nuestros hijos lo es. “Sensibilizarse con la cuestión es responsabilidad colectiva”.
Siguiendo con los profesores innovadores, David Calle ha sido finalista en el Global Teacher Prize, que finalmente ha ganado la canadiense Maggie McDonnell, maestra en Salluit (norte de Quebec) de la comunidad inuit. Calle ha publicado más de 700 vídeos sobre ciencias y matemáticas con más de 2 M de visitas. Las historias de los 10 finalistas (cinco hombres y cinco mujeres) son fascinantes. Las ha contado Pilar Álvarez desde Dubai, desde donde se ha otorgado el premio (1 M $). 
Serenidad: ‘En silencio junto a una serpiente’, de Rosa Montero. Acercarnos a la naturaleza es imprescindible. Rosa nos recuerda a Thoreau (escribió ‘Walden’ tras vivir dos años en una cabaña) y nos propone ‘El libro de la madera’ (Lars Mytting), ‘La vida del pastor’ (James Rebanks) y ‘Una temprada en Tinker Creed’ (Annie Dillard, premio Pultizer): “un texto lentísimo que nos enseña otra forma de vivir, más natural, que consiste en salirse de este tiempo vertiginoso que nos deshace”. Silencio y quietud, para tumbarnos junto a una serpiente venenosa, como Annie hizo. “Si yo consiguiera pararme como ella, a lo mejor sería capaz de sentirme a mí misma”.
‘Árabes asfixiados’, por Moisés Naïm. En 22 países árabes vive el 5% de la población mundial; sin embargo, el 68,5% de las muertes por conflictos, el 57’5% de los refugiados y el 45% de los ataques terroristas (datos de PNUD). Dos tercios de la población árabe tiene menos de 30 años, la mitad entre 15 y 29 (el grupo con el peor índice de desempleo en el mundo). En los próximos 3 años, 60 M de ellos buscarán empleo por primera vez. En la mitad de esos 22 países hay guerra: el gasto militar ha aumentado el 65%. A los jóvenes árabes “las dictaduras depredadoras y las monarquías corruptas les asfixian y les roban su futuro”. Empleabilidad.
En Rusia, entretanto “el estalinismo todavía perdura” (Simon Sebag Montefiore, gran experto en el país”. “Hay una gran fuga de talentos en Rusia. Toda la gente inteligente y liberal abandona el país”. “La utopía soviética fue perversa desde el principio, siempre estuvo viciada por el leninismo”. De otro lado, ‘Las distracciones del señor Smith’ por Mario Vargas Llosa. El economista escocés ha explicado mejor que nadie por qué ciertos países avanzan y otros retroceden. “Era feo, torpe de movimientos y con cara “de perro triste” (Samuel Johnson). Fue un hombre modesto, de costumbres austeras y sin vanidad, ávido de saber. Nunca se le conoció una novia y probablemente murió virgen, en 1790”.
Sinclair Lewis describió en su novela ‘Eso no puede pasar aquí’ (1935) a un presidente machista, xenófobo y populista. Su llegada es “la lluvia revitalizadora y bendecida por el cielo que cae sobre una tierra reseca y sedienta”. Incluso imaginó un cerebro similar a Steve Bannon. Habrá que leerla.
Posiblemente, Sinclair Lewis también imaginó a alguien parecido al “yernísimo”, Jared Kushner, casado con Ivanka Trump. Andrew Rice presenta un perfil de “la sombra del presidente”, su principal asesor. De familia judía, millonaria y demócrata, es uno de los más poderosos de EE UU. Todo un personaje, a sus 36 años.
Rocío Ayuso desde Los Ángeles entrevista a Alec Baldwin (59 años): “Durante años he sido mi peor enemigo”. El mejor imitador de Donald Trump (como él, neoyorkino y de temperamento volátil) reconoce: “Mi única meta es hacer reír”. Tras haber estado casado con Kim Basinger, disfruta de una segunda vida con la española Hilaria Thomas (3 hijos en los últimos 3’5 años: Carmen, Rafael y Leonardo). Publica la segunda parte de su biografía: “Nunca hice lo que debía con mi carrera”. Por eñ éxito (hacer dinero) tiró a la basura la felicidad. “Quiero que mis hijos sepan lo que es la felicidad. No es cosa fácil”. Ahora es feliz en un hogar donde se escucha música de Luis Miguel.
‘Bienvenido a su nueva empresa’ (http://economia.elpais.com/economia/2017/03/17/actualidad/1489744082_806170.html), artículo de Ramón Oliver sobre los planes de acogida con opiniones de Fernando Botella, Eva Collado, Joaquín Álvarez (DRH de Europ Assistance), Alfredo Santos, Ángel Vázquez, José Manuel Chamorro.
Es importante que las empresas se conciencien, como hacen las TOP, de la importancia del “On-Boarding”, de la bienvenida (“Welcoming”), porque es un elemento esencial de fidelización de talento. Es esencial que las expectativas se cumplan (mejor, si se superan: excelencia), que las ilusiones se manengan e incluso crezcan. Más allá de la información (que por supuesto), es una cuestión de trato, de cariño (SCARF, en terminología de David Rock), de una cultura de confianza (Oxytocin, de Paul Zak).  Las mejores empresas lo hacen antes de que el/la candidat@ físicamente se incorpore a la organización, emplea mentores y medios tecnológicos y el Welcoming dure todo un año (no sólo días o semanas). Personalmente, recuerdo con especial agrado mi “bienvenida” en Arthur Andersen en los 80 (primorosamente orquestada por Carlos Lçopez Combarros, por entonces DRH de la auditora y consultora, con mentores del talento y liderazgo de Pablo Olávarri o Alberto Terol) y en ManpowerGroup hace poco más de 3 años (desde Milán con Stefano Scabbio y la reunión del Comité de Dirección en Andorra). Así se hacen bien las cosas, para “entrar con el pie derecho”. 
Me gusta el consejo de Fernando Botella: paciencia y prudencia a l@s nuev@s. Nada de entrar haciendo ruido. “Al sabelotodo que llega con aires de estrella o dando lecciones a los demás porque viene de una empresa más grande le costará adaptarse. Al principio es más inteligente preguntar y escuchar; sobre todo, escuchar. Ya tendrá oportunidad de aportar sus ideas más adelante”. Escuchar atentamente siempre “merece la alegría”.

Manuel Botella, DG de SUMA, me ha regalado varias arias interpretadas por la soprano internacional Yolanda Marín (muchas gracias, Manuel, por el detalle). Las he ido combinando con las bandas sonoras del canal de RENFE esta mañana. Me gusta la versión “femenina” de Caruso: www.youtube.com/watch?v=6AOtwbd7Lmc (como sabes, Enrico Caruso fue un famoso tenor de Sorrento, junto al Golfo de Nápoles). “Te voglio bene assai ma tanto bene sai”.  

domingo, 19 de marzo de 2017

Talento Visual y 2 "princesas": Carrie Fisher y Emma Watson


Hoy domingo, Día del Padre y Santo de los Pepes y Pepitas, la prensa local se ha hecho eco de la Convención SUMA de ayer, de las palabras de su DG, Manuel Bonilla, y de lo que comentó un servidor (Significado, Unión, Motivación y Ambición). SUMA es una gran referencia en cómo hacer bien las cosas en la Administración Pública. Seguiremos contando este modelo de éxito.
En el AVE de vuelta a Madrid he estado leyendo ‘Inteligencia Visual. Agudiza tu percepción, cambia tu vida’ de Amy Herman. Filóloga neoyorkina, doctora en Derecho, Máster en Historia del Arte y apasionada de la Neurociencia, en 2001 (tras el 11S) diseñó el curso ‘El Arte de la Percepción’, que ha impartido para miles de alumn@s, principalmente para el NYPD (Policía de Nueva York), el FBI y el Departamento de Defensa. Si los servidores públicos mejoran su percepción, serán más eficaces en sus pesquisas (hasta un 56% mejores respecto a quienes no lo han cursado). Sentido común que no siempre se convierte en práctica común. “Aprender a ver lo importante también puede cambiar tu mundo”.
La autora divide el texto en cuatro partes:
I. Evaluar. “Sólo encontramos el mundo que buscamos” (Henry David Thoreau). Es la importancia de “saber ver” (saper vedere, Leonardo da Vinci). Según Sebastian Seung (una “estrella del rock” de la neurociencia) y su TED, el procesamiento de lo que vemos implica el 25% de nuestro cerebro y el 65% de las vías neuronales. “La retina, más que una cámara, es un ordenador”. Úsala o piérdela (Use it or Lose it). El Arte ayuda a entrenar la mirada (visión consciente). Es “un exorbitante arsenal de experiencias e informaciones” (David Joselit, historiador del arte). “El arte nos transporta lejos de nuestra vida cotidiana para replantearnos nuestra visión, nuestra percepción y nuestra comunicación”. En lugar de ir “con el piloto automático”, “con los ojos cerrados”, mirar de verdad. En la era de la distracción, miramos el móvil unas 110 veces diarias y nos perdemos lo que hay a nuestro alrededor. La invención tiene menos de creación que de descubrimiento, como afirmaban Leonardo o Steve Jobs.
Para dominar el arte de la observación, hemos de preguntarnos: ¿Qué vemos? (“No cobramos consciencia por arte de magia sino por procesamiento del cerebro”, Dr. Graziano, neurocientífico de Princeton). Frente a la “ceguera por falta de atención” (el gorila de Simons y Chabris, Harvard), hemos de entrenar la observación. Poseemos filtros perceptivos, filtros inconscientes: Ver lo que queremos ver, Ver lo que nos dicen que veamos, No ver el cambio… Para limitarnos a los hechos, hemos de preguntarnos: ¿Quién?, ¿Qué? (analizar lo que ocurre), ¿Dönde? (la escena). Y analizar lo que ocurre. Para evitar lo subjetivo: concretar, cuantificar, sustituir los adjetivos calificativos por sustantivos comparativos. Porque las suposiciones entrañan riesgos. Ver el bosque y los árboles (perspectiva). No pasar por alto los detalles (estar pendientes), especialmente en la comunicación no verbal. El método de Amy es la COBRA (la reina de las serpientes): en inglés, las siglas de Camuflado (Camouflaged), Uno (One), Pausa (Pause), Reajustar (Realign) y Ask (Pedir). Concentrarnos en lo camuflado, una sola cosa cada vez (el multitasking es muy ineficaz), hacer una pausa, reajustar las expectativas y pedir a alguien más que mire contigo (tándem). 
II. Analizar. “El descubrimiento consiste en ver lo que todos han visto y pensar lo que nadie ha pensado” (Albert Sznet-Györgyi). Analizar desde todos los ángulos (“Si cambiar tu forma de mirar las cosas, las cosas que miras cambiarán”, Wayne Dyer). Amy pone como ejemplos ‘El hortelano’ de Arcimboldo y el ‘David’ de Miguel Ángel. Perspectiva completa (con los cinco sentidos), para una nueva visión de servicio a los demás. Ver lo que falta (como un agente secreto), lo que sé y lo que no sé, diferenciando lo urgente de lo importante y centrándonos en las prioridades, que dicen mucho de nosotr@s. “La priorización no ayuda a ordenar lo que ya hemos priorizado”.
III. Expresar. “La diferencia entre la palabra casi adecuada y la palabra adecuada no es una cuestión baladí; es la diferencia entre la luciérnaga y el relámpago” (Mark Twain). Debemos tratar de evitar los fallos de la comunicación (no por casualidad, tanto Churchill como Hitler fueron pintores de centenares de obras). Elegir sabiamente las palabras, tener en cuenta al público (empatía), practicar la corrección (decir demasiado puede ser tan malo como decir poco). “Los comunicadores excelentes son concisos. Hacen que cada palabra tenga su valor”. Para que la comunicación llegue con eficacia, 3 R: Repetir, Renombrar, Replantear. Para decir las crudas verdades (Amy compara los cuadros de ‘La maja desnuda’ de Goya con ‘Supervisora de subsidios durmiendo’ de Lucien Freud), hemos de decir lo que vemos y no lo que pensamos, creer lo que vemos y ganarle la partida a las emociones. “Con un poco de azúcar esta píldora que os dan pasará mejor” (Mary Poppins).
IV. Adaptar. “No vemos las cosas como son. Las vemos como somos nosotr@s” (Anaïs Nin). Hemos de superar nuestros sesgos intuitivos (nada es blanco o negro), inconscientes. Las tres reglas para lograrlo son: cobrar consciencia de los sesgos y librarnos de los malos, no confundir sesgos con hechos (usar los sesgos para descubrir hechos) y comunicar a otr@s nuestras conclusiones. “Podemos superar hábitos mentales indeseables igual que los físicos” (Jennifer Raymond, Stanford). Para navegar por la incertidumbre, tratar de dar respuestas objetivas a problemas subjetivos, ser creativ@s cuando escasean los recursos, acabar lo inacabado (porque genera ansiedad).
Un libro importante. Si miramos de manera diferente (mejor, más profunda), los cuadros no cambian pero nosotr@s sí. Voy elegir algunas de las obras más importantes de la pintura universal y a mirarlas con detenimiento, para educar la mirada y cultivar mi talento visual.
En XL Semanal, las nuevas memorias de Carrie Fisher tras su fallecimiento (‘El diario de la princesa’): Harrison Ford fue su amor secreto, a los 9 años su madre le daba pastillas para dormir, sufrió de trastorno bipolar, probó el cannabis a los 13, fue alcohólica, su exmarido Bryan Lourd le dijo que “le había vuelto gay”. La princesa Leia no vivió precisamente una vida de cuento de hadas. En la revista CLUB de Renfe, en portada, Emma Watson, activista de la igualdad. Interpreta a Bella en ‘La Bella y la Bestia’: “No hay que fingir que vivimos en un mundo que trata igual a las mujeres”. Le gusta leer y es embajadora de ONU Mujeres.
Esta mañana Manu Solís, DG de Manpower y DG Comercial de ManpowerGroup, me ha comentado el fallecimiento de Chuck Berry, “el más grande de la historia del Rock’n Roll (Johnnie B. Goode, Maybellene, You never can tell). John Lennon dijo que, si hubiera que buscarle otro nombre al Rock, sería Chuck Berry. Gracias, Manu, por la información. En homenaje a Chuck Berry, ‘Johnnie B. Goode’: www.youtube.com/watch?v=MEtLeoNW6Sw